21 septiembre, 2009

CJ

Y te vas. Amiga, quiero que el mundo se seque como una hoja o que el viento lo sople lejos como si fuera un diente de león. Te voy a extrañar todos los días y más cuando vea una botella de Jack Daniel's. Cada vez que recuerde como es bailar contigo, estar frente al bar de los sueños ante la mirada de un pavo de cincuenta kilos y oídos terroríficos, escuchar la conversación de unos viejos vendedores de conejos expertos en la filmografía de Clint Eastwood ese día en exposición, cuando vimos faisanes comunes, dorado y venerados, pavos comunes y reales, pollitos polacos, gallinas y gallos de toda índole. A veces, cuando vamos por la calle siento que juntos somos como Los Magníficos, debiéramos especializarnos, hacernos expertos en explosivos, reparación y manejo de vehículos aéreos y terrestres, artillería liviana y pesada tierra-aire.

1 comentario:

cj dijo...

oye, no habia visto esto! QUE EMOCION. te echo de menos perri. vente y nos vamos de aventuras por esta ciudad que ofrece tanto pero tanta sorpresa cotidiana. me falta con quien brindar.