26 julio, 2011

Jack Johnson & James Joyce.


Algo muy interesante que el bueno de Stanislaus Joyce olvida al hablar de la pelea entre James Jeffries y Jack Johnson es que esta pelea, realizada el 4 de Julio de 1910 en Reno, Nevada, se publicitó como una batalla entre la raza blanca y la raza negra. Esto ocurrió porque Jeffries, al convertirse en un ícono popular con el apodo de 'la gran esperanza blanca', representaba toda la ira de los blancos por ver derrotadas sus pretensiones de superioridad al existir un imbatible campeón mundial negro, así fue como Jeffries pasó a ser un símbolo del racismo y tan apoderado de su rol que llegó a afirmar: "Voy a pelear con el único propósito de ganar este título para los blancos." Una pena para él y los racistas de la época porque Jack Johnson lo derrotó tan categóricamente que no cupo duda de su superioridad.
Podríamos deducir que James Joyce no sólo detestaba la violencia y la brutalidad asociadas al patriotismo, como dice su hermano Stanislaus, sino también el racismo y todo tipo de chauvinismo. En todo caso, cuando Stanislaus habla del episodio del cíclope, se refiere al capítulo de Ulysses en que Joyce enfrenta a Keogh, un boxeador real de Dublín, con un boxeador inglés imaginario, Bennett, para sumarlos al discurso de 'el ciudadano', un estúpido patriota irlandés borracho con que Leopold Bloom tiene la mala suerte de encontrarse.

2 comentarios:

Ramiro dijo...

la obra de James Loyce, "Finnegans Wake" tiene muchas alusiones contra el nazismo y los movimientos totalitarios. La escribió entre la entrada de Musolini a Roma con sus camisas pardas, 1922, hasta cuando Hitler invade Polonia y comienza la II Guerra Mundial, 1939.

http://ramiropinto.es/escritos-literarios/ensayos/finnegans-wake-joyce/analisis-finnegans-wake/

Rodrigo Olavarría dijo...

Gracias por el dato Ramiro. Yo aun no leo Finnegans Wake y espero hacerlo pronto, aunque es un obra aun más intimidante que Ulysses. Tengo varias notas de mis lecturas de Joyce y las iré publicando de apoco.
Por otro lado, es un placer toparse con otro apasionado por Joyce. te mando un abrazo.